2023 es el momento de cuidar de ti

No es común priorizar el bienestar propio en tu lista de deberes diarios e incluso suele encasillarse como egoísta.
No es común priorizar el bienestar propio en tu lista de deberes diarios e incluso suele encasillarse como egoísta.

Por Lorena Sedano

Cuando iniciamos el año, el 90% de nuestros propósitos se centran en tener un mejor empleo, emprende, remodelaciones, comprar un auto, viajar, etc. pero muy pocas veces nos enfocamos a cuidar a la única persona que nos acompañará toda la vida: uno mismo.

No es común priorizar el bienestar propio en tu lista de deberes diarios e incluso suele encasillarse como egoísta…pero no lo es pues de las inversiones más importantes que puedes hacer es invertir en ti, en tu salud, en tus necesidades y en tu bienestar.

Pero ¿Por qué cuidar de uno mismo es una tarea que puede resultar muy difícil?

De acuerdo a expertos, como humanos actuamos y nos movemos en función a nuestras necesidades y a lo que dicen los demás de tal forma que nos olvidamos de nosotros mismos. Esta situación se observa especialmente en personas que dedican muchos años a cuidar de sus hijos o de un familiar y en el momento que dejan de hacerlo se deprimen, experimentan ansiedad y no entienden qué les pasa o por qué se sienten así.

Cuando no cuidamos de nosotros nos sentimos perdidos, sin rumbo, bloqueados y sin capacidad de hacer algo diferente para salir de una situación de depresión o ansiedad y cuando queremos empezar por cambiar las cosas desde nuestro interior no sabemos cómo hacerlo. Es por ello que queremos compartirte algunos consejos para que inicies este año sacando la mejor versión de ti.

  1. Organiza tu entorno.

Pareciera no tener un gran significado, pero Mantener tu casa, habitación, ambiente de trabajo y entorno físico con un orden es un paso adelante pues el lugar en el que te encuentres tiene que hacerte sentir paz e invitarte a quedarte no a huir.

  1. Busca un momento de relajación al día

Nuestra mayor excusa para dejarnos al final de todo y no cuidarnos es “no tengo tiempo”, si bien estamos llenos de actividades diarias, debemos tomar el tiempo como un recurso que se “quita” de un sitio y se “pone” en otro y buscar al menos 15 minutos diarios para desconectarnos y relajarnos con un café, ver las noticias, leer un poco o hacer algo que te guste. Este momento de relajación puede ser por la mañana, por la tarde o por la noche, no importa en qué horario esté, pero tiene que existir sí o sí.

  1. Que sonreír sea parte de tu rutina

Desde una serie, una película, llamar por teléfono a un amigo o lo que sea que te haga pasar un buen rato entre risas es muy positivo y se nota en el estado de ánimo. Hazlo y verás cómo cambia tu día sino fue del todo bueno.

  1. Apártate de personas y emociones negativas

Alejarse de aquello que hace daño es un paso imprescindible para cuidar de uno mismo. Si mantienes relaciones tóxicas o tienes en tu círculo más cercano a personas que te transmiten negatividad, tienes que marcar distancia y ponerles límites. Es bastante difícil cuidar de uno mismo si nos rodeamos de personas que se dediquen a tirar por la borda nuestros esfuerzos por alcanzar el bienestar.

  1. Dedícales tiempo y haz que valgan la pena tus relaciones personales

Después de que hayas marcado límites en las relaciones tóxicas y te hayas apartado de las emociones negativas puedes dedicarte a cultivar las relaciones que te hagan sentir bien. Dedícales tiempo, queda con amigos y amigas, ten una cita con tu pareja o ve a visitar un familiar que te apetezca ver. Invertir tiempo en estas relaciones hará que te sientas apoyado y cuidado emocionalmente.