5 Maravillas naturales que no conocías para vacacionar

5 Maravillas naturales que no conocías para vacacionar

Por Lorena Sedano

Seguramente el verano es una de tus épocas favoritas y como no serlo si es un periodo vacacional en el cual contamos con un buen clima en la mayor parte de sus días y podemos disfrutar de un merecido descanso a medio año.

Y para ahorrarte tiempo buscando lugares donde puedas pasar momentos increíbles y más exclusivos, te presentamos los mejores sitios naturales que hasta hoy no son tan concurridos, lo que hará que los disfrutes al máximo.

Hidalgo 

Las dunas de Pacula

Definitivamente se sentirás en marte al acudir a este lugar, pues sus impresionantes formaciones de arena, que se extienden en un área de aproximadamente 35 hectáreas, harán de un paisaje único y sorprendente en medio de la sierra hidalguense.

Las dunas de Pacula se caracterizan por sus suaves crestas y valles, esculpidos por la acción del viento a lo largo de miles de años. La arena que compone estas dunas es de origen volcánico, lo que le confiere un tono amarillo dorado que contrasta con el verde de los bosques circundantes. Este contraste de colores crea una vista panorámica impresionante y fotogénica que no pararás de sacarte selfies y más aún si eres amante de la naturaleza.

 

Las cascadas de Agua Blanca

En este sitio enigmático municipio de Hidalgo fluyen increíbles manantiales termales, hermosas cascadas y varios otros espacios que te deslumbrarán en cada travesía.

Es sin duda un lugar perfecto para tomarte increíbles fotos entre sus escenarios naturales donde todo reverdece. Dicho paraíso se localiza a solo 153 kilómetros desde el Centro Histórico de la Ciudad de México, a su llegada podrás recorrer senderos encantadores y probar deliciosa comida local entre estos sitios que llaman la atención de cualquier viajero que desee estar en contacto con la naturaleza.

 

Para poder sumergirte en sus espesos bosques es necesario llegar primero al ejido de San Pedrito y desde aquí, comenzar el recorrido a pie. En este lugar encontrarás una impresionante cascada con una caída de 50 metros de alto y más adelante encontrarás la cascada Golondrinas, con una caída espectacular de 150 metros de altura. Para llegar aquí puedes tomar el sendero a pie o rentar una bicicleta de montaña que te ayudará a poner a prueba tus habilidades y conocer de cerca estos paisajes que resplandecen con el agua.

Querétaro 

Puente de Dios 

El Puente de Dios en Querétaro es un lugar único y lleno de magia natural. Sus cascadas, pozas y la singular formación rocosa hacen de este sitio un destino imprescindible para este verano.

Ubicado en el municipio de Arroyo Seco, Querétaro, este lugar consta de una formación rocosa natural que se ha creado a lo largo de miles de años debido a la erosión del río Escanela. El río ha tallado un arco de piedra caliza que se asemeja a un puente, de ahí su nombre; creando hermosos saltos de agua y piscinas naturales donde podrás nadar y disfrutar de un refrescante chapuzón.

Además, el Puente de Dios está envuelto en leyendas y tradiciones indígenas. Según la leyenda, el lugar era considerado sagrado por los antiguos habitantes de la región y se creía que era un portal hacia el inframundo. Hoy en día, se llevan a cabo ceremonias y rituales en el sitio. ¿Listo para esta aventura?

 

 

Estado de México 

Parque Hermenegildo Galeana

Seguimos con las bellezas naturales para que este verano sea especial. Elegimos el parque Hermenegildo Galeana por su cercanía en la zona centro del país y porque es el lugar perfecto para escaparte del estrés y disfrutar de la naturaleza.

Ubicado en el municipio de Tenancingo, aquí podrás realizar senderismo, acampar o disfrutar de actividades recreativas al aire libre para después visitar los manantiales de aguas cristalinas.

Si vas en familia, el parque cuenta con instalaciones y servicios de juegos infantiles, canchas deportivas, casa club, cabañas, sanitarios y vigilancia.

 

Puebla

Grutas Karmidas

 

Grutas Karmidas

Y finalmente un lugar que sin duda te alejará de todo para relajarte y disfrutar de un momento inigualable contigo mismo. Se trata de Las Grutas Karmidas ubicadas en Zapotitlán de Méndez a 6 horas de la Ciudad de México.

 

Este mundo subterráneo los arroyos y la laguna encantada te sorprenderán. Descubiertas en 1919 por un fabricante de agua ardiente, en este lugar podrás disfrutar de una lluvia de estrellas conformada por las estalactitas que son visibles en la parte alta de las grutas, las cuales en temporada de calor las estructuras puntiagudas brillan más.