6 ventajas de la telemedicina que no conocías

La atención de la salud fue prioritaria, así como la operación y gestión en este sector, prácticamente en el mundo entero.
La atención de la salud fue prioritaria, así como la operación y gestión en este sector, prácticamente en el mundo entero.

Hasta antes de la crisis sanitaria la atención médica era tradicional: asistías al médico si te sentías mal o pedías una consulta a domicilio, y si requerías de atención más especializada, acudías al consultorio o al hospital para recibir atención médica. 

Posterior a la crisis provocada por el COVID-19 la dinámica de la atención médica cambió y la telemedicina y las consultas virtuales cobraron mayor auge para facilidad de los pacientes, sobre todo para acortar distancias y ahorrar tiempo debido a los traslados y dinero.

Las consultas virtuales llegaron para quedarse por las facilidades que brindan, pero también han significado un reto para los usuarios, depende de la generación de la que se trate. 

La Generación X y los llamados Baby boomers son quienes han tenido que hacer un mayor esfuerzo para aprender y acceder a las facilidades que brinda la tecnología: conectarse a través de un celular, aprender cómo funciona la cámara y el audio, cómo conectarse a una plataforma de videoconferencias… En fin, si el confinamiento provocado por el COVID-19 nos separó, también nos unió de manera virtual y la relación médico-paciente se transformó.

Ventajas de la telemedicina

  1. Permite las consultas virtuales a distancia (generales y algunas de especialidades) a través de dispositivos electrónicos con acceso a cámara y audio, en especial para los pacientes que no pueden acceder fácilmente a los consultorios médicos.
  2. Conecta al médico con el paciente sin importar las fronteras, incluso en la misma ciudad o localidad y evita traslados, muchas veces innecesarios.
  3. Facilita el intercambio de información médica precisa. 
  4. Se da seguimiento a las consultas de los pacientes.
  5. Evita la aglomeración de pacientes y sus familiares o acompañantes en los consultorios, hospitales y clínicas.
  6. Evita contagios de enfermedades al no tener contacto directo con la gente, pues puede resultar peligroso especialmente para personas con patologías preexistentes o sistemas inmunológicos débiles.

Esta nueva modalidad de atención médica se ha integrado a los servicios que ofrecen muchas empresas. Al paciente se le envía a su dispositivo una liga de acceso en la que deberá ingresar sus principales datos, se le enviará un código vía SMS que deberá validar y en cuanto concluya el proceso tendrá acceso a su consulta médica. Adicionalmente, de ser necesario, también recibirá su receta médica que complemente su tratamiento, vía digital.

Hoy los pacientes que usan los beneficios de la telemedicina pueden recibir recetas, licencias y más a través de sus correos electrónicos o aplicaciones de mensajería en minutos.

Si bien hay algunas desventajas (como la desconfianza del paciente porque cree que no recibirá la misma atención que si estuviera en una consulta presencial o las limitantes técnicas para conectarse, además de la negativa de atención ante enfermedades complejas que requieren revisiones minuciosas o revisiones físicas específicas) el uso de la telemedicina ha demostrado ser una gran aliada de la atención médica, no solo por el ahorro de tiempo en traslados, tiempos de espera y ahorro de dinero, sino por la accesibilidad y la inclusión tecnológica tanto de pacientes como de médicos.