Desafíos en las Campañas Políticas del 2024.

Aún tenemos la oportunidad de reinventarnos en cuanto a marketing político se refiere y adaptarnos para seguir generando campañas relevantes y efectivas en el proceso político.
Aún tenemos la oportunidad de reinventarnos en cuanto a marketing político se refiere y adaptarnos para seguir generando campañas relevantes y efectivas en el proceso político.

Por Oscar Zamudio

Movilizar a las bases es fundamental para potenciar el voto duro del electorado y a menudo se pasa por alto en favor de estrategias digitales. Estos movimientos locales son fundamentales, especialmente en países de América Latina donde existen sectores de la población que tienen un acceso limitado a Internet o que no están tan familiarizados con el uso de plataformas digitales.

Una serie de desafíos han minado la efectividad de las campañas políticas en los últimos años y han llevado a cuestionar su utilidad en el contexto social actual. A medida que avanzamos en la era digital y la inteligencia artificial la sociedad experimenta cambios profundos, las estrategias tradicionales de las campañas políticas ya no son efectivas.

Examinemos diez errores comunes que se cometen en campañas y que contribuyen a esta percepción de inutilidad.

1. Ineficiencia en la organización

Uno de los errores más comunes en las campañas políticas es la falta de organización. En un mundo donde cada elección y campaña es única, es esencial contar con una estrategia general bien planificada y organizada que se adapte a los objetivos específicos de cada campaña. La planificación adecuada y el alineamiento del equipo para cada área de la contienda con la estrategia son fundamentales para garantizar la eficacia y la efectividad de la campaña.

2. Carencia de datos sólidos

Las campañas políticas deben respaldarse en datos verificables y encuestas de calidad para diseñar mensajes apropiados para cada segmento de votantes. El análisis de datos es crucial para comprender las necesidades del electorado. Recuerden que existe la opinión pública y la opinión publicada, no son lo mismo y muchas veces confunde, incluso, a los mismos gestores de la campaña.

3. Exceso de Ruido

Se refiere al término “ruido” como la avalancha constante de información a la que están expuestos los votantes en la era digital según Nate Silver en “La señal y el ruido”. En este contexto, el “ruido” representa la sobrecarga de datos, anuncios y mensajes que inundan el entorno político y que compiten con otras preferencias e intereses de las personas donde la política deja de ser un tema de relevancia.  La sobreexposición a anuncios y mensajes ha llevado a la indiferencia de las personas, quienes ya no se sienten impactados por las estrategias tradicionales de las campañas. La planificación cuidadosa y la segmentación adecuada son esenciales para evitar la saturación y comunicar el mensaje de manera efectiva. La creatividad se torna esencial a la hora de crear contenido atractivo y diferenciador.

4. Polarización

El enfoque excesivo en la negatividad y la polarización ha contribuido a la percepción negativa de la política. Las campañas deben centrarse en presentar propuestas claras y soluciones reales. En el libro “Why We’re Polarized”, Ezra Klein analiza cómo la polarización se ha desarrollado a lo largo del tiempo, destacando factores como la identidad y la fragmentación de la información. Esta polarización no se limita a las élites políticas, sino que afecta a la sociedad en general, influyendo en las relaciones y percepciones entre personas con diferentes opiniones políticas. El libro promueve que las campañas políticas se centren en propuestas y soluciones reales buscando un discurso político más constructivo.

5. Falta de creatividad

La falta de creatividad es otra debilidad que limita la capacidad de las campañas para destacar en un entorno altamente competitivo. Los equipos de comunicación a menudo siguen manuales desactualizados en lugar de adaptarse al entorno único de cada lugar y de cada elección. La creatividad y la innovación son cruciales para captar la atención del electorado. Sin embargo creo que El contexto manda, lo que funcionó en un lado no tiene porqué funcionar en otro, por eso es necesario contar en el equipo de campaña con alguien que sepa y entienda del contexto local.

Oscar Zamudio es un Profesional del Marketing con mas de diez años en la experiencia de cuidar la imagen de las marcas y las personas, adaptando estrategias y acciones para el público objetivo.

6. Resistencia al cambio

A pesar de las numerosas herramientas y tecnologías disponibles, muchas campañas políticas se resisten al cambio y no aprovechan estas nuevas oportunidades. La falta de actualización y la renuencia a adoptar nuevas herramientas pueden resultar en una pérdida de recursos valiosos. Demos la bienvenida la inteligencia artificial y a los micro influencers.

.

7. Divorcio con las bases

Movilizar a las bases es fundamental para potenciar el voto duro del electorado y a menudo se pasa por alto en favor de estrategias digitales. Estos movimientos locales son fundamentales, especialmente en países de América Latina donde existen sectores de la población que tienen un acceso limitado a Internet o que no están tan familiarizados con el uso de plataformas digitales.

8. Desmotivación del electorado

A pesar de su objetivo de fomentar la participación ciudadana, las campañas políticas han desatendido las necesidades de su electorado, especialmente los jóvenes. Esto ha llevado a la desconfianza en el proceso electoral y ha disminuido la percepción de que el voto pueda generar cambios reales. Necesitamos incluir entretenimiento y nuevas alternativas de diversión en las propuestas de cada campaña.

9. Poca transparencia

En teoría, las campañas políticas deberían aumentar la visibilidad de las plataformas políticas y candidatos, ayudando a los votantes a tomar decisiones informadas. Sin embargo, el uso excesivo de campañas de contraste y la proliferación de desinformación han reducido la transparencia de las campañas políticas, generando confusión y dificultando la distinción entre lo real y lo ficticio.

10. Falta de tropicalización

Las campañas políticas a menudo pasan por alto la diversidad cultural y social de la población a la que intentan llegar. Esto puede llevar a la alienación de grupos demográficos importantes. Para tener éxito en la actualidad, las campañas deben ser inclusivas y considerar las diferentes perspectivas y necesidades de la sociedad. La falta de adaptación a estas diversidades puede resultar en una pérdida de apoyo y efectividad en la comunicación política.

Aún tenemos la oportunidad de reinventarnos en cuanto a marketing político se refiere y adaptarnos para seguir generando campañas relevantes y efectivas en el proceso político. El futuro de la política depende de la capacidad de las campañas para superar estos desafíos y restaurar la confianza de la ciudadanía en el proceso electoral.