26/12/2017 Cuida tu piel en invierno SOCIEDAD ISTOCK

Cuida de tu piel en invierno

En esta época del año es importante limpiar la piel envejecida e hidratarla en profundidad, porque necesita una mejor protección porque es más probable que experimente sequedad.
En esta época del año es importante limpiar la piel envejecida e hidratarla en profundidad, porque necesita una mejor protección porque es más probable que experimente sequedad.

Por Lorena Sedano

En esta época del año es fundamental remover la piel vieja y humectar en profundidad ya que necesita mayor protección pues las probabilidades de experimentar resequedad son mayores. Y es que cuando el termómetro baja, nuestra piel resiente el cambio brusco de temperatura. Tan solo en el Hospital General de México, se estima que la consulta por dermatitis aumenta entre 5 y 10 por ciento durante todo el invierno.

Cuando nuestra piel está expuesta a temperaturas más bajas de lo habitual, el ciclo de renovación celular se retrasa, por lo que la acumulación de células muertas es mayor provocando sensación de rigidez y no solo el rostro tiende a ser sensible, también ocurre con los labios, manos, codos y rodillas. Es de resaltar que los cuidados deben aplicarse a toda la familia y más en niños y adultos mayores ya que sus pieles son más delgadas que las del resto de la población.

Enfermedades como la psoriasis, la dermatitis atópica o la rosácea, pueden aparecer o agravarse con el frío. Estos padecimientos tienen en común una irritabilidad de base más escamación por resequedad, es por ello que te compartimos algunos consejos que los expertos recomiendan.

  • Usa una crema ultra humectante. Cuando la piel se reseca, es importante usar una crema ultra humectante, de preferencia dermatológica, ya que este tipo de cremas hidratan y actúan como barreras.
  • Dermolimpiadores: lo hay libres de jabón que evitan la resequedad de la piel
  • Protector solar. Si la persona tiene un cierto grado de exposición solar, se recomienda el uso de protectores solares para reducir más el daño causado por viento y frío.
  • Consume vitaminas antioxidantes. Ayudan a reparar la piel dañada y la hacen más resistente a las inclemencias del tiempo.

La mejor manera de cuidar nuestra piel ante en esta temporada es brindarle la hidratación que necesita cada día, beber suficiente agua y también puedes proteger tu piel con duchas diarias y rápidas con agua tibia, ya que al utilizar agua caliente por tiempos prolongados retira la capa de grasa que tenemos en la piel y se reseca más.