Cuidar tu piel en primavera: 10 consejos expertos

Los días son más largos, las temperaturas suben, aumenta la humedad y también nuestra exposición al sol, la radiación solar es más intensa.
Los días son más largos, las temperaturas suben, aumenta la humedad y también nuestra exposición al sol, la radiación solar es más intensa.

Por Nath Altloz

La primavera cambia no solo la sangre, sino también nuestra piel. Con la llegada de la primavera, además de renovar nuestro armario, nuestra piel también debe adaptarse al cambio de estación.

Los días son más largos, la temperatura es más alta, la humedad es más alta y la exposición al sol aumenta y la radiación solar es más intensa. La piel no es inmune a estos cambios ambientales y muchas mujeres experimentan sequedad, irritación y enrojecimiento. A partir de ahora, es imprescindible proteger la piel del sol para evitar las temidas manchas solares.

Consejos para cuidar la piel en primavera

1. Recuerda que la piel se refleja en nuestra alimentación

Llevar una dieta sana y equilibrada que aporte los nutrientes esenciales y específicos se reflejará inmediatamente en la piel.

2. Limpia, hidrata y protege

Al igual que nos cepillamos los dientes desde la infancia, debemos desarrollar un hábito saludable de cuidado de la piel. Necesitamos limpiar, hidratar y proteger nuestra piel desde una edad temprana.

3. No te expongas al sol sin protección

La primera exposición al sol de la primavera es fundamental, por eso evitamos lugares de miedo. Debemos extremar las precauciones para proporcionar a nuestra piel la protección solar adecuada.

4. Cada piel es diferente

Infórmese sobre los tratamientos cosméticos o de salón adecuados para su piel. Una evaluación y un diagnóstico precisos son importantes para determinar el mejor plan de tratamiento para las necesidades de su piel.

5. Empieza el día con agua tibia de limón

Activa el metabolismo y ayuda a eliminar toxinas. Bebe agua o líquidos aunque no tengas sed, desintoxican el hígado, rehidratan el organismo y reducen el colesterol. En general, se recomienda consumir unos dos litros al día.

6. ¡Muévete!

Haz actividades físicas que te hagan sentir bien. Las investigaciones muestran que el ejercicio puede mejorar significativamente el tejido óseo y muscular, lo que a su vez aumenta la tasa metabólica basal, lo que facilita perder peso y mantenerse en forma.
7. Evitar el alcohol y fumar

8. No comas demasiados dulces ni azúcar, son calorías vacías

9. Masaje
Los masajes faciales y corporales son una excelente manera de mantener la piel sana.

10. Vive una vida saludable con actitud positiva

Evite la preocupación y el estrés tanto como sea posible, ya que esto se reflejará en la apariencia de su piel. Una sonrisa en la cara siempre es una buena terapia y ejercicio.