Datos fascinantes del solsticio de inviero

Descubre la fascinante historia detrás del solsticio de invierno y cómo diferentes civilizaciones celebraban la llegada de la luz en medio de la oscuridad.
Descubre la fascinante historia detrás del solsticio de invierno y cómo diferentes civilizaciones celebraban la llegada de la luz en medio de la oscuridad.

Por: Abril Delgado 

El término “solsticio” que significa ‘sol inmóvil’, cobra vida este jueves 21 de diciembre con la celebración del solsticio de invierno, un fenómeno astronómico que ha sido central en diversas culturas a lo largo de la historia.

Aquí te compartimos algunos datos curiosos sobre esta festividad y cómo es conmemorada en México y otras partes del mundo.

En casi todas las culturas, el Sol ha sido venerado como un símbolo de renacimiento, y el solsticio de invierno marca un hito crucial.

Este evento, que vivifica la naturaleza con luz y calor, representa el auténtico nacimiento del Sol.

Para las culturas antiguas, este renacer simbolizaba la esperanza de supervivencia y la fertilidad de la tierra.

En el solsticio de invierno, los pueblos antiguos celebraban el nacimiento del astro rey con festividades llenas de alegría, ceremonias colectivas, cantos, danzas rituales y la recolección de plantas mágicas como el muérdago.

Para los romanos, la festividad del Sol Invicto en el solsticio de invierno representaba el triunfo de la luz sobre las tinieblas.

Una época importante para la cultura de México

El solsticio en México

Los pueblos mesoamericanos, como los mayas, también comprendieron la importancia de este día en su calendario.

Sus construcciones, como la pirámide de Kukulkán en Chichén Itzá (México), muestran un profundo conocimiento en astronomía y matemáticas, sirviendo como auténticos calendarios orientados hacia la salida del Sol en fechas clave.

Un ciclio para que la vida vuelva a renacer

El legado de edificaciones con orientación astronómica se remonta al Neolítico, aproximadamente 10.000 años atrás, cuando la relación entre el ciclo solar y el de los vegetales se hizo evidente.

Monumentos como Stonehenge, con sus piedras alineadas para marcar la salida y puesta de sol durante ambos solsticios, atraen a miles de personas cada año.

Las celebraciones solsticiales no desaparecieron con el tiempo, sino que evolucionaron con el desarrollo de las culturas urbanas. Una combinación de religión y cultura que ahora conocemos como “navidad“. Los rituales adaptados a las nuevas circunstancias y necesidades continúan recordándonos la importancia del Sol en nuestras vidas.

Así que este 21 de diciembre, únete a la celebración del solsticio de invierno, recordando las antiguas tradiciones que honran la luz y la vida en esta temporada especial.

¡Que el renacer del Sol ilumine tu camino!