Día Internacional del Tatuaje: Los más caros del mundo

¿Cuánto pagarías por un tatuaje?
¿Cuánto pagarías por un tatuaje?

Por Lorena Sedano

¿Sabías que hoy es el día internacional del tatuaje? El arte en la piel, como muchos lo conocen tuvo sus inicios en el año 2.160 a.c. y desde entonces grandes artistas en México y en el mundo se han destacado por su trayectoria, por su habilidad, calidad e imprimir su tinta en famosos.

En este contexto, te contaremos cuáles han sido los tatuajes más costosos y sus autores.

Ami James

Ami James es uno de los más famosos tatuadores del mundo. Comenzó su aprendizaje en 1992 y logró convertirse en uno de los más influyentes de Miami, Estados Unidos.

Es copropietario del estudio Love Hate Tattoos. Los honorarios de Ami James rondan en 500 dólares la hora, acepta trabajos que le sean de su interés y puede llegar a rechazar clientes que no sigan su línea.

Ami James

Anil Gupta

Inició a finales de los ’80 y es experto en tribales. Oriundo de Mumbai, India, comenzó a trabajar con un tatuador a quien le hacía los diseños.

Se considera un artista plástico y está, según él, más cercano a las bellas artes. Sus honorarios rondan los 700 dólares la hora.

Anil Gupta

Scott Campbell

Es uno de los tatuadores más respetados del mundo y uno de los más caros de la lista, llegó a cobrar hasta 2 mil dólares la hora. Es dueño de su marca Saved Tattoo en Nueva York.

Comenzó en el arte del dibujo desde muy chico y si bien estudió Bioquímica en la universidad de Texas, terminó por dejarla y se dedicó de lleno al mundo del tatuaje.

Ha tatuado a famosos como: Orlando Bloom, Penélope Cruz, Sting o Marc Jacobs, a quién le realizó más de 30 tatuajes.

Scott Campbell

Tatuaje hecho de diamantes

La compañía sudafricana Shimansky realizó este tatuaje temporal pegando los diamantes uno por uno, con un pegamento a base de agua, en la modelo Minki Van Der Westhuizen, quien tuvo que mantenerse 8 horas quieta sin moverse.

El creador de la obra no fue justamente un tatuador, sino que fue el mismo joyero Yair Shimansky, dueño de la compañía, quien diseñó el tatuaje que trazaba una ornamentación floral en el cuerpo de la modelo. Desde 2013 es considerado el tatuaje más caro del mundo al estar valuado en 924.000 dólares.