“El diablo anda suelto” ¿por qué esta frase hoy?

La creencia popular dicta que en el día de San Bartolo el diablo anda suelto y nadie debe de salir a la calle
La creencia popular dicta que en el día de San Bartolo el diablo anda suelto y nadie debe de salir a la calle

Por Lorena Sedano

Seguramente has escuchado esta frase en tu entorno familiar con el fin de que tengas precaución este 24 de agosto y evites salir a la calle, ya que se dice que hoy “el diablo anda suelto”. Pero, ¿Cuál es el origen de esta creencia popular?

Este mito tiene sus orígenes con la festividad religiosa que hoy se celebra, la Fiesta de San Bartolomé Apóstol, también conocida como el Día de San Bartolo.

De acuerdo con la Iglesia católica, San Bartolomé era un judío respetado y amigo del apóstol Felipe, según el portal del Vaticano, Bartolomé fue con Felipe a ver a Jesús, y lo reconoció inmediatamente como el “hijo de Dios”, convirtiéndose así en uno más de los apóstoles.

Las tradiciones populares dicen que Bartolomé fue a predicar la palabra de Dios en varias regiones orientales, como Mesopotamia, la India y la Gran Armenia. En este último país, mientras predicaba, fue arrestado, martirizado y decapitado por orden del rey armenio Astiages, el 24 de agosto.

¿Por qué “El diablo anda suelto” este 24 de agosto?

El motivo por el que Lucifer desata su ira el 24 de agosto es por la celebración del Día de San Bartolomé, pues se dice que perdió una carrera con él y terminó hundiéndose en un río.

La leyenda dice que San Bartolomé era dueño del valle de Chicama, una región rica y próspera. Envidiando dicha majestuosidad, el diablo decidió retar al apóstol a una carrera, y quien ganara, se llevaría el valle y sus riquezas.

Al llegar al cerro Gasñape, Lucifer mostró una gran ventaja y Bartolomé, viendo de cerca la derrota, se arrodilló y pidió fuerza a Dios.

El santo se hizo tan fuerte que de un salto cruzó al otro lado del caudaloso río Chicama, aterrizando en una piedra que le permitió continuar su carrera. El diablo, intentando lo mismo, se hundió en el río, quedándose ahí por siempre.

Es por eso que todos los 24 de agosto sale a vengar su muerte, desde las 23:00 horas del 23 de agosto se le caen las cadenas al diablo que lo tienen atado al infierno hasta el día siguiente, sale a las calles para provocar accidentes y maldades