Identificar el aceite de oliva extra virgen: Conoce sus características

El aceite de oliva virgen extra está repleto de beneficios para la salud… siempre que sea auténtico.

Con tantos tipos de aceites en el mercado, puede ser difícil determinar cuáles son puros y sin aditivos.

Hoy te damos 5 puntos clave para que puedas identificar el aceite de oliva puro y estar seguro de que estás ante un producto saludable y con propiedades únicas.

Carectarísticas

  • REVISA LA ETIQUETA

En primer lugar, comprobar que el producto está etiquetado como aceite de oliva virgen extra (AOVE) y ha sido elaborado mediante primera extracción en frío.

La forma en que se prepara el aceite también es importante. Esto se debe a que una prensa tradicional provocará oxidación en el líquido, mientras que una prensa de acero inoxidable previene este desorden.

  •  PICOR EN LA GARGANTA

Si tienes la oportunidad de probarlo antes de comprarlo, nota que crea una sensación de escozor en la garganta y provoca una tos leve debido a los polifenoles que contiene.

Estos son los antioxidantes naturales de la aceituna que se pierden durante el refinado, por lo que el picor se pierde en peores aceites.

  • ACEITE DE OLIVA EXTRA VIRGEN JOVEN

A la hora de comprar, lo ideal es que el aceite se produzca lo más cerca posible de la fecha de compra y no más de un año antes.

Por ley, se permite vender después de un año, incluso si ha perdido su calidad.

  • ENVASE

Además del aceite, los platos también deben cumplir ciertas características. En primer lugar, no puede ser transparente.

El aceite de oliva virgen extra es muy sensible a la luz y al oxígeno, por lo que debe envasarse en una botella o caja oscura que lo proteja de la intemperie y el viento.

  • COLOR Y SABOR

Desafortunadamente, puede ser difícil identificar buenos aceites en función de su color. Sin embargo, el sabor es un buen indicador. Debe dejar un sabor amargo en la boca de las aceitunas verdes.

En cuanto a la acidez, debería estar más cerca de 0,1. A mayor acidez, menor calidad.

  • PRECIO

Después de todo, la realidad es que es difícil conseguir aceite de oliva de buena calidad a un precio barato.

Un producto de calidad no se trata solo de utilizar más fruta, sino también de un proceso, es decir, un producto de calidad.

Ahora busca la mejor para tu salud.