INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y DERECHO

PRIMERO DISCUTIMOS, DESPUÉS LA REGULAMOS.
PRIMERO DISCUTIMOS, DESPUÉS LA REGULAMOS.

Estamos viviendo la cuarta revolución Industrial[1], tenemos tecnología e Inteligencia artificial que han tomado el control y avance en áreas vitales cómo la salud, finanzas, comercio, gobierno, el manejo de la vida cotidiana de sociedades.

La Inteligencia artificial se caracteriza por ser un sistema diseñado por humanos que actúan en el mundo físico o digital al percibir su entorno, interpretan los datos y los recopilan, los estructuran, razonan sobre el conocimiento derivado de estos datos y toma decisiones (partiendo de miles de algoritmos) para lograr el objetivo, siendo su mayor atractivo su capacidad de aprender e ir creando su propia autonomía [2].

La Inteligencia artificial ha penetrado tanto en la sociedad que se nos hace muy cotidiano el que podamos hacer una videollamada, una conversación con robots de alguna empresa o dependencia gubernamental, o que sea el reconocimiento fácil el acceso al trabajo, edificio o aeropuerto, pareciera ser que estamos ya viviendo  la caricatura de “Los supersónicos” En cada interacción que se realiza con los sistemas inteligentes se van generando datos, información, no solo con lo que se escribe sino también con lo que se habla y se escucha a través de está interacción.

Es curioso cómo platicamos por teléfono con algún conocido sobre realizar un viaje a la playa y colgando aparece en Facebook o Google información de viajes, cruceros, promociones y atractivos turísticos, situación que tiene una explicación totalmente lógica al saber que los procesos de información de la IA están dirigidos con la intención de que tengamos opciones de compra de productos que necesitamos.

Ahora la pregunta es, ¿es legal esto? ¿Está bien que nos procesen la información que damos de forma libre y pensando que es confidencial?  ¿Hay otras fuentes que desconocemos por donde recaban más información personal e inclusive de otras personas que tenemos en nuestros teléfonos inteligentes o PC? ¿quién cuida esos datos de la delincuencia cibernética y cómo es que los sistemas de la web interactúan con el tráfico de nuestros datos? ¿no debería haber una regulación sobre esto?.

Hay diversas posturas antes estos cuestionamientos; la que considera que por voluntad propio uno entra a la web y uso los aparatos tecnológicos con inteligencia Artificial y que uno es quien propicia, alimenta y promueve en esa web mundial en donde ya nada es privado, hasta la idea de que debe haber límites a la Inteligencia artificial  y la tecnología de no usar, transferir o compartir datos en ninguna actividad mercantil, social o de comercio.

En este contexto tenemos que en Hidalgo en nuestra Constitución se estipulo la obligación (suena mucho a promoción y fomento) de la tecnología, ejemplo es el art. 5 fracción VII, en donde se establece que.. ,

“para abatir las carencias y rezagos que afectan a los pueblos y comunidades indígenas, dichas autoridades, tienen la obligación de …. incorporación de tecnologías para incrementar su propia capacidad productiva, así como para asegurar el acceso equitativo a los sistemas de abasto y comercialización”

el articulo 8 BIS en su segundo parrafo dice que

“El Estado apoyará la investigación científica, el desarrollo tecnológico y su aplicación práctica a través de la innovación, lo que permitirá ser más competitivo y la posibilidad de incorporar a los hidalguenses a la sociedad del conocimiento.”

Maestro en Derecho por la Escuela Libre de Derecho en donde tambien realizo la especialidad en Derecho Penal. Estudio la Maestría en Derecho Parlamentario por la UAEM y un diplomado en Juicios Orales. Fue Director General de Asesoria del Poder Legislativo y Coordinador de Asesores del Gobierno de Hidalgo. Es Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa y Doctorante por la Universidad Panamericana. Miembro del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados . Coautor del Libro “TODO COMPLIANCE” de la prestigiosa casa editorial Bosch - Wolters Kluwer, 2021 y coautor del libro “ Derecho Procesal Administrativo Mexicano, editorial “ tirant lo blanch.

Ante este escenario podemos tomar 3 posturas jurídicas: sobreregular, desregular o No regular, se conjuga con dos momentos procesales, cómo prevención (antes) o reacción (después que suceda) .En términos generales podemos decir que los europeos tienen la visión de regular todo, hacer formularios, reglamentos, cláusulas sobre cláusulas, con una visión de castigar con daños punitivos ante violaciones a derechos humanos, lo que puede provocar la sobre regulación[3]. En Brasil proponen (existe una discusión actual muy interesante y propuesta en su congreso) un modelo parecido a la de la Unión Europea, pero todo está pensado en el daño, en el perjuicio.

Los Israelitas dicen que es la naturaleza del hombre el seguir avanzando en tecnología, inteligencia artificial y no debe intentar poner límites por eso tratan de desregular todo lo que obstaculice el avance de la Inteligencia artificial. El otro modelo es Estados Unidos, que con su BLUEPRINT FOR AN AI Bill of Rights se tiene la idea general de tener bien presente por todos que hay una autoridad que regula y que es muy fuerte y poderoso cómo autoridad, dando así unos principios generales y directrices, por donde ir y por donde no ir, no los regula ni prohibió cómo tal, pero determinó por dónde y cómo conducirse basándose en el uso ético de los algoritmos, existiendo una relación muy estrecha con el sector privado[4].

Cada modelo debe explicarse en varios artículos diversos, pero nos sirve de referencia está generalidad para partir a la reflexión y discusión de que vamos a hacer en México y en Hidalgo, considero que una discusión abierta, en donde no veamos solo el regular y castigar, sino el fomentar la Inteligencia Artificial en temas de gobierno, justicia, comercio, indígenas, educativo y el campo, nos ayudará mucho, considerando que la brecha digital en México es enorme, la producción de la IA es nula y la inversión es escasa  por eso debemos permitir que fluya más, cuidando los excesos mediante un modelo basado en la ética, el desarrollo, la inversión y en propiciar los ecosistemas para la innovación. Todos estos temas que iremos abordando en algunos artículos que publicaremos en la Revista Digital Zagazine en está mi columna

“Las letras del Derecho”

 

Comparto contigo mi entusiasmo y agrado por empezar hoy una nueva aventura literaria de la mano del Derecho y las letras.

 

Notas de pie:

[1] Danesi, Cecilia C. Daños ocasionados por la inteligencia artificial: los vehículos autónomos. Véase en: Llamas Pombo, Eugenio.(coord). Congreso Internacional de Derecho Civil. Octavo Centenario de la Universidad de Salamanca. Libro de Ponencias. Universidad D Salamanca. Edit. Tirant lo Blanch. Valencia, 2018 

[2] Comisión Europea, Configurar el futuro digital de Europa, Comunicación al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social y al Comité de las Regiones, COM (2020) 67 final, 19 de febrero 2020, 2. 

[3] Simplemente este año emitieron la Declaración conjunta del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea sobre los Principios y Derechos Digitales en la Década Digital emitida en enero de 2023 .

[4] En este año se anunció un acuerdo nuevo donde incluyen a Open Al, Alphabet, Meta Platforms, Anthropic, Inflection, Amazon y Microsoft.