La nave con los robots mexicanos no va a llegar a la Luna

Lamentablemente al final la nave que lleva el proyecto COLMENA, de robots mexicanos, no va a llegar a la Luna.
Lamentablemente al final la nave que lleva el proyecto COLMENA, de robots mexicanos, no va a llegar a la Luna.

Pues muy malas noticias pero no todo está perdido. Por medio de un comunicado en redes sociales, la empresa Astrobotic anunció que debido a que la nave Peregrine continúa perdiendo propelente, ya no hay posibilidad de un descenso suave en la Luna.

Recordemos que en esta nave está el proyecto COLMENA que desarrolló la UNAM, cinco robots completamente mexicanos que tenían como objetivo llegar a la superficie lunar para estudiarla.

El proyecto de robots mexicanos no va a llegar a la Luna

Astrobotic explicó que hasta el momento la nave espacial Peregrine ya lleva 32 horas operativas. 

La cosa es que durante la noche el equipo que ha estado al pie del cañón se enfrentó a otro problema de orientación de la nave espacial. Lograron actualizar el algoritmo de control y las baterías solares están completamente cargadas.

Todavía hay suficiente propulsor para seguir usando el vehículo como nave espacial pero ya no hay ninguna posibilidad de un aterrizaje suave en la Luna. 

Pero no crean que esto significa que todo se hizo para nada. El equipo estima que todavía hay unas 40 horas para que la nave se quede sin propulsor y se trabaja para extender la vida operativa. 

Se reporta un modo operativo estable al momento mientras se hacen pruebas y comprobaciones de carga útil, así como de la nave en general. Los datos que se siguen recibiendo son valiosos y demuestran el funcionamiento de los vuelos espaciales y software. 

Todo esto va a ser de vital importancia para la siguiente misión de aterrizaje lunar llamada Griffin.

Por medio de sus redes sociales, el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM explica que siguen a la espera de lo que suceda con la nave Peregrine.

Sea cual se el resultado la UNAM ha logrado los propósitos de la Misión ya que se han podido articular conocimientos tecnocientíficos, formación académica”.

Afirma que además se lograron hacer negociaciones a múltiples niveles, así como recursos para establecer el plan de las dos misiones lunares futuras.

 

No, no falló la misión de la UNAM

Después de lo que se ha publicado el respecto de la misión, ya son un montón de notas y mensajes en redes sociales que afirman que el proyecto de la UNAM falló por culpa de los mexicanos o que todo fue en vano.

Y nada pero nada más alejado de la realidad. El Instituto de Ciencias Nucleares explica que el 50% de los objetivos de desarrollo tecnológico de Colmena para el diseño y construcción de la segunda misión lunar Colmena 2 se lograron.

Estamos hablando de la construcción, la validación experimental, la certificación en tierra (en México y Estados Unidos), además de la supervivencia mecánica al lanzamiento. 

Si bien esto no es la Luna, las condiciones son muy similares por lo que se cumpliría otro 25% de éxito de Colmena. Afortunadamente el equipo logró encender el proyecto, lo que en unas horas podría alcanzar un 75% de éxito.