Los dulces que marcaron generaciones gracias a Chabelo

Desde dulces hasta autos o muebles y que Chabelo promocionó en su programa pasando de generación en generación.
Desde dulces hasta autos o muebles y que Chabelo promocionó en su programa pasando de generación en generación.

Por Lorena Sedano

Hoy nos podremos un poco retro y haremos homenaje al personaje mexicano que siempre fue niño y que dejo una gran huella en la historia de la televisión: Chabelo.

Como bien sabes, su éxito se derivó del programa En Familia con Chabelo, programa de concursos, que incluso es fuente de la historia de varios productos como electrodomésticos y por supuesto los dulces. Así que eras de los que madrugaba por ver el programa seguramente conociste estos dulces que marcaron a generaciones enteras.

Probablemente recuerdes uno muy particular que venía acompañado de un jingle cada vez que salía. “Montes” era la marca de ese dulce de vainilla y chocolate con el característico oso café en el empaque. Con su variedad Tomy, el original caramelo, Damy con toques de cacahuate o Ricos Besos que era un chicloso.

La clásica Tutsi Pop, paleta de caramelo cristalizado sabor fresa y de color rojo que aún es bastante consumida.

El Maguito de Sonrics, si lo recuerdas, era esa bolita rosa y esponjosa que promocionaba una de las dulcerías mexicanas más importantes de la época. Con las abejitas, las tix tix y dulces variados de frutas, la dulcería hizo muchísimas apariciones en el programa de Chabelo, hasta que, por problemas de la compañía, la marca se reinventó y fue comprada por Pepsico, renovando la imagen y desapareciendo a la mascota principal.

El pastelito de fresa, crema de vainilla y chocolate que Marinela impulsó, también es uno de los dulces que seguramente recuerdas: El Gansito.  

Como olvidar el Duvalín, ese dulce hecho de cremas de chocolate, vainilla y fresa en empaque cuadrado fue uno de los grandes en el programa pues hay varios anuncios de la época en los que Chabelo sale comiendo y promocionando el dulce, acompañado de premios como patines, bicicletas o más dulces.

Estos dulces fueron responsables de que cientos de niños ganaran al menos un premio que iba desde dulces hasta autos o muebles y que Chabelo promocionó en su programa pasando de generación en generación.