Los jóvenes no son solo el futuro, son el presente

Es el momento de ver en qué medida afecta a la población más joven y facilitar soluciones, creando un reflejo del futuro.
Es el momento de ver en qué medida afecta a la población más joven y facilitar soluciones, creando un reflejo del futuro.

Por Nath Altloz

Todos en algún momento u otro hemos dicho o escuchado que “los adolescentes son el futuro”. Desde temprana edad los criamos, los entrenamos y somos conscientes de su crecimiento y comportamiento para que mañana reemplacen a los adultos actuales. 

Los niños vienen a aprender y se les enseña desde la perspectiva de una persona sin conocimientos que debe aprender lo que valora el sistema, con poca capacidad para tomar decisiones (los padres y maestros saben lo que es mejor para ti) una vez que llegas a la adolescencia, tienes que tomar una decisión gigantesca para el futuro, como orientarte hacia una profesión, porque nadie les enseñó a tomar decisiones ya que, como decíamos, fueron tomadas para ellos.

Los chicos necesitan estar más involucrados en la vida comunitaria y esto debe empezar en el seno de la familia y en la escuela y darles una voz y un voto. No olvidemos que son humanos y que tienen una vida con sus posibilidades, sus elecciones y sus consecuencias. 

No les hace ningún bien si las decisiones de los adultos se toman por ellos, ya que vivirán la vida que esperamos que vivan y no la vida que ellos quieren vivir. Es común que luego no se sientan responsables de sus acciones, porque como mencioné anteriormente, generalmente no son sus elecciones, sino las de sus padres.

Cuando vemos a nuestros propios hijos desde la perspectiva de que son niños tiránicos, futuros rebeldes, jóvenes perdidos, inconscientes e irrespetados, los llevamos allí mismo porque no los dejamos elegir, no los dejamos encontrarse a sí mismos, y de igual manera, ser conscientes de sus vidas, ni del resultado ni de la causa de sus propias decisiones.

Es así que en Hidalgo se realizó un evento enfocado en la educación de los jóvenes, al realizar la inauguración del XXV Concurso Nacional de Prototipos y Proyectos de Emprendimiento 2023, el secretario de Educación Pública de Hidalgo, Natividad Castrejón Valdez, indicó que le resulta sumamente satisfactorio tener la oportunidad de apreciar el diseño de proyectos tecnológicos, emprendedores, didácticos e informáticos, que permitan una mejor comprensión y aplicación de la ciencia y la tecnología, que son presentados por los estudiantes de los distintos centros escolares dependiente.

Se ha observado de manera inmediata un gran esfuerzo que está permitiendo transformar a la entidad en un territorio donde toda la población cuente con más y mejores oportunidades para lograr su desarrollo personal y social.

El reto es que cada quien haga de su vida una obra de arte, así como vamos a ver sus prototipos y proyectos de emprendimiento, así como ver una pintura, así vean su vida, comprométanse a hacer de su vida la mejor posibilidad que tienen, a elegir de manera correcta, a renunciar a aquello que no es tan valioso para que puedan elegir una vida sana y productiva”.

Estos concursos han sido considerados un parteaguas para que los alumnos puedan considerar ser emprendedores, se busca motivar a los jóvenes para que no estén siendo trabajadores, sino que sean creadores de sus propias empresas.

Las escuelas participantes fueran las siguientes:

Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) No.5, 8, 59, 83, 179, 199, 200, 218, 222, 286, 287, y del Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETIS) No. 26, 91 y 140.

La educación es el motor de la transformación de la sociedad en todos los sentidos. Cuando los niños y niñas reciben una educación equitativa y de calidad, se trabaja por un mundo más justo y se lucha para que tengan una mejor calidad de vida en el futuro.

Ser joven es sinónimo de cambio, progreso, futuro. Ser joven es, a todas luces, enfrentar los desafíos y crear o recrear un espacio para el desarrollo pleno y el futuro. Convertir problemas en oportunidades, en soluciones, ser el motor impulsor de la sociedades.