Los quesos más caros del mundo

¡Descubre el lujo en forma de queso!
¡Descubre el lujo en forma de queso!

Por: Abril Delgado 

En el fascinante mundo de los quesos, existe una élite de productos que no solo deleitan el paladar, sino que también sorprenden por sus precios exorbitantes. Aquí te  presentamos algunos de los quesos más caros y exclusivos del mundo:

Pule (Serbia y Montenegro)

  • Precio: $1,600 pesos el kilo
  •  Producido en la Reserva Natural de Zasavica, este queso utiliza exclusivamente leche de burros balcánicos. La singularidad de su materia prima y la semilibertad de los burros contribuyen a su precio extraordinario

Moose (Suecia)

  • Precio: $1,000 pesos el kilo
  •  El queso Moose se elabora con leche de alce de la región de Bjurholm, donde los alces solo lactan entre mayo y septiembre. La escasez de materia prima contribuye a su exclusividad y sabor único.

White Stilton Gold (Inglaterra)

  • Precio: $800 pesos el kilo
  • El White Stilton Gold destaca por su cubierta de pan de oro comestible. Fabricado en Leicester desde 1991, utiliza aguardiente de canela en su proceso, siendo el sabor la clave de su éxito.

Wyke Farm Cheddar Inglaterra

  • Precio: $400 pesos el kilo
  • Elaborado en Somerset con leche de vaca, el Wyke Farm Cheddar se destaca por su capacidad de quebrarse. Un proceso de quince meses y la ausencia de gluten hacen de este queso una joya culinaria.

Bitto Storico (Italia)

  • Precio: $300 pesos el kilo
  • Producido en la región de Sondrio, en Lombardía, el Bitto Storico tiene un sabor ácido similar al fontina o parmesano. Fabricado con leche de vaca, permite la mezcla hasta un 10% de leche de cabra y puede almacenarse hasta los 18 meses.

Caciocavallo Podolico (Italia)

  • Precio: $100 pesos el kilo
  •  Originario de Campania, este queso, producido con leche de la rara raza de vaca podólica, data del siglo XIV. Su lactancia se limita a los meses de mayo y junio, lo que lo convierte en una verdadera joya gastronómica.

Jersey Blue (Suiza)

  • Precio: $90 pesos el kilo
  • Elaborado en la ganadería de Lichtensteing en el cantón de St. Gallen, el Jersey Blue destaca por su textura mantecosa y aromas a nueces y humo, siendo un referente en el mundo quesero.

Estos quesos no solo son productos gastronómicos, sino auténticas obras maestras que despiertan los sentidos y reflejan la maestría de sus creadores. Sus precios elevados reflejan la exclusividad y dedicación que se invierte en su producción.