Mexicanas indígenas, en la cima del éxito

Celebramos el Día Internacional de la Mujer Indígena
Celebramos el Día Internacional de la Mujer Indígena

Por Lorena Sedano

Las personas indígenas son el grupo más discriminado por sus costumbres, forma de vestir o de hablar en nuestro país. Son víctimas de maltrato o insultos, sin embargo, hay mujeres de este sector de la población que han roto barreras y han demostrado su valor y talento; féminas que son dignas de reconocer en este Día Mundial de la Mujer Indígena.

Lorena, Marisol, Yalitza, Macedonia son sólo algunos nombres de mujeres indígenas que han logrado poner el nombre de México y de sus comunidades, en la cima del éxito.

Yalitza Aparicio

A finales del 2018, el cine mexicano causó orgullo al poner a una mujer indígena como protagonista de una película dirigida por Alfonso Cuarón.

La participación de Yalitza en la película Roma hizo que la revista Time la clasificara como la mejor actuación del 2018. Mientras que la BBC la incluyó en la lista de las mujeres más influyentes del 2019.

Yalitza se convirtió en la primera mujer indígena y la segunda mujer mexicana en ser nominada como mejor actriz al premio Oscar.

Lorena Ramírez, la corredora rarámuri

Revistas y periódicos internacionales se llenaron del rostro de Lorena Ramírez, una rarámuri originaria de una comunidad llamada Los Hormigueros, en el municipio de Guachochi, en la sierra Tarahumara en Chihuahua, por su gran habilidad en carreras de alto rendimiento.

La Revista Vogue la describió como “la rarámuri que está triunfando en el mundo” y poniéndola en una de sus portadas.

Lorena es ultramaratonista. Ha hecho carreras de hasta 110 kilómetros y lo hace de una manera única: con su indumentaria tradicional y huaraches típicos de su región.

Marisol Ceh Moo, reconocida por su literatura indígena

Marisol es una poeta y escritora maya. Es originaria de Calotmul, Yucatán.

Marisol Che Moo ha sido la primera mujer en ganar el Premio de Literaturas Indígenas de América 2019 (PLIA), el premio es considerado como el Nobel de América, está organizado por la Universidad de Guadalajara, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas y la Secretaría de Cultura del gobierno mexicano y se entrega en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Macedonia Flores

En el año 2003, Macedonia Flores, nativa hñä-hñü, sorprendió no solo a México sino al mundo entero. Fue acusada de adulterio por dos mujeres en su comunidad, conducta que se castiga entre su gente con agresión pública y la aplicación de pasta de chiles en los genitales. Ante esto, Macedonia decidió defenderse de esta falsa acusación interponiendo una denuncia contra sus agresoras, ganando el caso.

Macedonia optó por tener un papel más activo en la defensa de los derechos de las mujeres indígenas, por lo que comenzó a dar pláticas y talleres en su comunidad, lo que le valió la nominación al Premio Nobel de la Paz.