¡No hagas esto en verano!

El verano es de las “vacaciones para todo”, por ello debes tomar en cuenta algunas de las siguientes recomendaciones
El verano es de las “vacaciones para todo”, por ello debes tomar en cuenta algunas de las siguientes recomendaciones

Por Lorena García

El verano es de las “vacaciones para todo”, por ello debes tomar en cuenta algunas de las siguientes recomendaciones a fin de que no arruines tu figura después de haberte cuidado la mitad del año.

Así que no derroches tu esfuerzo cada vez que salgas de vacaciones y toma nota de los No debes hacer en verano:

Salir a caminar fomenta hábitos sanos

1. No hay descanso para las calorías

Si bien es momento de descansar, para cuidar tu figura debes tener en cuenta que todo el cuerpo en relajación tiende a expandirse, así que date tantos gustos como desees, pero también cuida tu alimentación y realiza la misma o más actividad física de lo habitual.

2. Quedarse sin vacaciones

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Annual Review of Nutrition, la iluminación y la temperatura pueden afectar cuánto comes, además de que un cambio en tu ambiente y actividades, por corto tiempo, permite realizar cambios y mejoras en nuestros hábitos. Aprovecha el verano y sal por lo menos los fines de semana y haz algo diferente.

¡No hagas esto en verano!

3. Comer emocionalmente

Una caminata te ayuda a evitar las comidas inconscientes, por fatiga o aburrimiento. Así que es una buena manera de evitar llenarse de antojos.

4. Desvelarse

En un estudio reciente de Centre for Sleep Research, en Australia, las personas que durmieron cuatro horas cada noche eran más propensas a comer meriendas en exceso que personas que durmieron más, así que date el tiempo suficiente tanto para divertirte, como para descansar.

Un buen descanso mejora tu estilo de vida

5. Viajes todo incluido

Si eres una persona que cae fácilmente en antojos, planea que cuando salgas de viaje, o incluso en tu misma casa, no te rodees de tentaciones, como los postres o comida chatarra. Elige siempre destinos que tienen la consideración de fomentar “sanos hábitos”, como los ecoviajes, así como salir a caminar con pretexto de buscar dónde comer.

Estos cinco hábitos te ayudarán a mantener tu peso y no regresar a la oficina o escuela con unos kilitos demás, así que aprovecha el verano para cambiar aquellos hábitos que son poco saludables, y haz actividades que fortalezcan tu autoestima y confianza.