“Osita”, la perrita guardiana de Chichén Itzá

¡Imágenes que derriten el corazón!
¡Imágenes que derriten el corazón!

Por: Abril Delgado 

En los últimos días, las redes sociales se han inundado con la entrañable imagen de “Osita”, una perrita que se ha convertido en una de las guardianas más queridas de la famosa zona arqueológica de Chichén Itzá.

Las cautivadoras fotografías, capturadas por José Keb Cetina, han ganado el corazón de los usuarios al mostrar a la adorable can disfrutando del atardecer en la cima de la pirámide del Castillo, un icónico monumento maya.

Esta historia se remonta a julio de 2019, cuando se inició la “Operación Rescate de Perritos de Chichén Itzá“, un esfuerzo conjunto entre el Patronato Cultur, cuatro asociaciones de defensa de animales y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Gracias a esta iniciativa, algunos de los perros fueron dados en adopción, mientras que otros encontraron su hogar permanente en la zona arqueológica.

Los caninos rescatados fueron sometidos a cuidados médicos integrales, incluyendo vacunación, esterilización y desparasitación.

Además, fueron cuidadosamente integrados para convivir amigablemente con los visitantes, sin representar una amenaza ni causar molestias.

“Osita” se ha destacado como una de las estrellas de este grupo de guardianes caninos, y su presencia en las redes sociales ha desencadenado una ola de ternura y admiración.

Su serenidad al contemplar el atardecer desde lo alto de Chichén Itzá ha cautivado a internautas de todas partes, convirtiéndola en un fenómeno viral.

La historia de “Osita” no solo resalta la importancia de la conservación y el bienestar animal, sino que también agrega un toque de calidez y emoción a la rica narrativa de este sitio arqueológico.