¿Qué esperas para conocer el mejor mole poblano?

Puebla se ha convertido en uno de los principales destinos culinarios del mundo, donde los visitantes pueden degustar algunos de los mejores moles.
Puebla se ha convertido en uno de los principales destinos culinarios del mundo, donde los visitantes pueden degustar algunos de los mejores moles.

Por Lorena Sedano

Puebla se ha convertido en uno de los principales destinos culinarios del mundo donde los turistas pueden disfrutar, entre otras cosas, del mejor mole.

El mole poblano tiene una gran historia sobre su origen. Se dice que fue creado en el Convento de Santa Rosa, 1681, por Sor Andrea de la Asunción, monja que lo creó con inspiración divina y el aroma que se esparció por el lugar fue tan intenso que la madre superiora rompió su voto de silencio, gritando: “Hermana, ¡qué buena mole!”.

Te preguntarás que parte de Puebla podrías probar un mole que te haga expresar la misma frase, pues a continuación te damos tres opciones, que según expertos son los mejores lugares para degustar este platillo típico mexicano.

  1. Ubicado en la avenida 9 oriente número 16 del Centro Histórico de Puebla. Lugar presume que el legado culinario de la cocina tradicional cálida y apasionada. Su menú ofrece una gran variedad de moles y antojitos, platillos que conforman un panorama amplio y diverso de una cocina tan barroca como exquisita.
  2. El Mural de los Poblanos. Localizado en calle 16 de septiembre 506, Centro Histórico. Su platillo insignia es el mole poblano, hecho a base de chiles secos, chocolate, semillas y especias. Se acompaña de tamal sin carne.
  3. Casa Reyna. Situado en privada 2 oriente 1007, zona de San Francisco. El lugar es considerado un ícono en la auténtica cocina poblana. Incluso, ofrece mole poblano en pasta.