Sosteniendo sus manos por siempre Yamel Saade y Pablo Gil inician su matrimonio.

Los novios bailaron su primera canción como matrimonio a la par de reafirmar su compromiso, su amor y estar en las buenas y en las malas por siempre.
Los novios bailaron su primera canción como matrimonio a la par de reafirmar su compromiso, su amor y estar en las buenas y en las malas por siempre.

Fue el 18 de Marzo cuando Yamel y Pablo salieron del altar tomados de la mano para iniciar un nueva vida juntos, con la bendición de Dios y paso firme ante cualquier circunstancia.

El nuevo matrimonio compartió este momento inolvidable con sus seres queridos y amigos en la capilla del Sagrado Corazón, ubicada en la Universidad del Fútbol, quienes fueron aplaudidos y felicitados al culminar su celebración religiosa.

Unidos hasta que la muerte los separe.
Emotivas nupcias las de. Yamel y Pablo.
Invitados a la boda aseguran que se vivió gran ambiente.

Con un escenario tipo cocktail los novios y sus invitados fueron recibidos en el salón Finestra, ubicado en Pachuca de Soto, donde pudieron echar unos drinks y degustar variedad de tapas y platillos como el aguachile de mango con habanero, ceviche al coco, paella de mariscos, variedad de makis y pizzas recién horneadas.

Al caer la noche en este bello lugar de Hidalgo se disfrutó de otro menú en una velada hermosa y música con mucha onda para después presenciar un momento que quedará  como un lindo recuerdo de toda la familia, al realizar un lindo baile en memoria de la mamá de Yamel, Winnie y Pepe (hermanos de la novia).

Natural y Carísmatica pareja.
La fiesta se celbró en la ciudad de Pachuca.

“Aesthetic” es como definieron los invitados la decoración del lugar. Los novios bailaron su primera canción como matrimonio a la par de reafirmar su compromiso, su amor y estar en las buenas y en las malas por siempre.

Pepe Saade (Papá de la novia) en la pista con su hija, fué uno de los highlights.
Yamel y Pablo en su primer baile como esposos.