¿Te rascas cuando piensas en chinches?

¿Notas picazón al solo escuchar sobre chinches?
¿Notas picazón al solo escuchar sobre chinches?

Por: Abril Delgado

La reciente alarma por la presencia de chinches en la Ciudad de México ha desencadenado una serie de reacciones, desde la suspensión de actividades en instituciones hasta declaraciones de autoridades en el extranjero.

Sin embargo, además del impacto tangible, surge la pregunta: ¿por qué nos rascamos cuando pensamos en chinches?

De acuerdo con la psicóloga Nallely Ruiz Martínez de la Universidad Del Valle de México, esta respuesta está estrechamente ligada al estrés y la ansiedad. Nuestro cuerpo, en un estado de alerta, puede reaccionar de manera involuntaria como un mecanismo de defensa.

Incluso, la simple idea de la presencia de estos diminutos insectos puede activar una sensación de picazón en zonas como la cara, el cuello o el cuero cabelludo.

La experta enfatiza en la importancia de mantener la mente distraída para reducir la ansiedad, sugiriendo ejercicios de meditación y respiración como herramientas efectivas.

Además, destaca la necesidad de estar informados, evitando caer en rumores y noticias falsas que podrían alimentar una “psicosis” colectiva, llevando a la percepción errónea de la presencia de chinches donde quizás no las haya.

Inccluso, la simple idea de la presencia de estos diminutos insectos puede activar una sensación de picazón en zonas como la cara, el cuello o el cuero cabelludo.

A medida que la Ciudad de México lidia con estos desafíos, comprender las raíces psicológicas de nuestras reacciones puede ayudar a manejar mejor la situación y mantener un equilibrio emocional en medio de la preocupación generalizada.