Una idea de negocio para ti

Así que si eres un profesional autónomo que quiere emprender, apostar en este segmento puede ser una oportunidad de seducir varios consumidores
Así que si eres un profesional autónomo que quiere emprender, apostar en este segmento puede ser una oportunidad de seducir varios consumidores

Por Lorena Sedano

Si buscas un ingreso extra, sin invertir mucho y además eres muy cuidadoso con tus cosas, esta idea para generar dinero te va a gustar.

En este 2023 una de las tendencias que han sobresalido es vender artículos de segunda mano, y aunque no lo creas se han convertido en negocios rentables por la dinámica que manejan. Así que a continuación te decimos los secretos de esta unidad de negocio.

La clave es acumular un stock y exponerlo como si fuese un producto nuevo. Es decir, no aceptar cualquier tipo de artículo ni mostrarlo de cualquier manera en la tienda, porque no se podrá vender y ahuyentará a tus clientes.

Por ejemplo: si como clienta entro en una tienda de segunda mano pensando en comprar un televisor y veo una fila de televisores del año en que nació mi abuela o mi madre. No me va a interesar comprar, aunque me lo vendan muy económico porque no es práctico para mis necesidades.

Tomando en cuenta el ejemplo anterior, es preferible vender televisores con pocos años de antigüedad a un precio considerable y claro, que sea más económico que lo normal.

Así que si eres un profesional autónomo que quiere emprender, apostar en este segmento puede ser una oportunidad de seducir varios consumidores: desde los que buscan por economía hasta aquellos que quieren productos exclusivos.

Otro de los secretos al montar una tienda de segunda mano es que la organización del lugar es primordial para conquistar a los clientes. Aunque sea un tipo de establecimiento cada vez más popular, aún hay consumidores que no se sienten bien comprando productos usados. Por eso, mientras más atractivo sea el ambiente, mejor.

Piensa en todos los factores que contribuyen a la buena imagen de tu tienda de segunda mano como la limpieza, la organización de tus productos conforme a algún criterio: color, tamaño, piezas; siempre valorando los mejores.

Y finalmente para montar la vitrina, debes definir el público objetivo de tu negocio y así escoger las piezas más interesantes para los consumidores. Lo ideal es elegir los productos que están de acuerdo con las tendencias y que combinan más con los clientes.